La miopía es un problema de la refracción que se manifiesta cuando se ven borrosos los objetos lejanos debido a que la imagen se forma delante de la retina, ya sea porque la córnea, el cristalino o ambos son muy potentes, o bien porque el ojo es más largo de lo normal.

Es un defecto refractivo, no una enfermedad, que afecta cerca del 25% de la población. Su inicio tiene lugar en la infancia y puede progresar en la edad adulta, asociado o no al astigmatismo.

Hay casos en que la miopía es de causa hereditaria, otros que se asocian a la prematuréz o enfermedades como el Glaucoma.

Tratamientos

En la actualidad disponemos de una serie de técnicas quirúrgicas que compensarían los defectos de refracción, los cuales nos permitirán mejorar la calidad visual. A continuación puede hacer click en los tratamientos disponibles.